martes. 23.04.2024
Plegaria
Plegaria

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, en el que se eleva el rango de la antigua subdirección a Dirección General de Libertad Religiosa, y apostar por una mayor cooperación con las confesiones religiosas.

Más allá de las preceptivas negociaciones con las confesiones, la creación de la Dirección General de Libertad Religiosa como órgano competente para garantizar el ejercicio del derecho a la libertad religiosa y de culto, tendrá como cometido primordial lograr que el ejercicio del derecho fundamental de libertad religiosa sea una realidad, reivindicando la libertad de creer o no creer y el derecho de hacerlo o no.

Queda pendiente la elaboración de una Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia que se prevé sustituirá a la actual, que data de 1980, así como la normalización y equiparación de los derechos y deberes de las confesiones consideradas de notorio arraigo en España pero que no cuentan con Acuerdos de Cooperación suscritos.

En la pasada legislatura el Gobierno acordó equipara el régimen fiscal de todas las confesiones en España, una medida que no llegó a entrar en vigor debido al adelanto electoral.

Al frente de esta Dirección General, se situará Mercedes Murillo, catedrática de Derecho Eclesiástico en la Universidad Rey Juan Carlos, patrona de la Fundación Pluralismo y Convivencia y hasta ahora subdirectora general de Libertad Religiosa.

Además, entre otros cambios en materia estructural el nuevo Real Decreto confiere a la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes competencias en materia de promoción de los derechos humanos.

 

Se crea la Dirección General de Libertad Religiosa