martes. 23.04.2024
EL APRENDIZAJE ES UN TESORO QUE TE ACOMPAÑARÁ DURANTE TODA TU VIDA

Los secretos del corazón

Magna Ciencia 

* En nuestro cuerpo, tenemos “músicos” expertos: el corazón, el cerebro, los pulmones, los intestinos, el hígado…. Cada uno sabe perfectamente “tocar su melodía” y a cada instante van haciendo sonar esa sinfonía que llamamos Vida, creando un nuevo presente, escuchando lo que hacen los demás

* Nuestra medicina alopática se ha dedicado a estudiar esos “instrumentos” desde una mirada absolutamente materialista y aislada. Mide tanto, sus células son así, se contrae tantas veces por minuto… Pero….en la analogía musical, ¿qué es lo más importante del instrumento musical? ¿La forma, el tamaño, el número de veces por minuto que se presiona la tecla? ¿O el sonido que emite?

927

Publicamos hace poquito la entrada de "Los Secretos del Corazón" en el blog de la LUT. En ella explicaba otras miradas diferentes sobre ese maravilloso órgano que tanto se asocia con las emociones.

Nuestra ciencia, la medicina alopática nos describe el corazón como una bomba, un músculo. Desde hace 100 años se conoce el electrocardiograma, se describe cuál es un latido sano y cómo detectar un infarto.

Sin embargo, como tantas veces he dicho, describir no es lo mismo que entender. Podemos describir tantas cosas, y sin embargo,no tener ni idea de por qué ocurre así. Podemos describir cómo de un óvulo fecundado surge un individuo completo, podemos describir cómo determinados genes se activan o se desactivan. Pero en realidad, describir no es comprender.

Hace mucho tiempo que anhelo comprender. Comprender la vida, la  fisiología, comprender las emociones, comprenderme a mi misma. Aprendí a dividir para observar mejor. Intento unir para comprender.

Sin embargo, se nos hace complicado comprender en una sociedad que confunde tantos términos, que tiene tantas creencias que no se basan en ninguna realidad...

Cuando doy mis clases de bioenergía, repito a menudo eso de que "esta es la descripción del fenómeno, pero ningún fisiólogo te explica por qué es así". Y es que solo cuando abrimos la mirada a una forma menos materialista y dogmática de entender la vida, podemos comprender un poco mejor de qué va eso que llamamos vida.

Lo que le da vida a lo que ves (la materia) es lo que no ves (la energía). No se trata aquí de la antigua discusión sobre si los vitalistas tenían o no razón. Es solo la observación científica sin sesgo, la que te va a llevar a comprender esa frase. 

En un momento en el que lo único que existe es lo que se ve con los ojos materiales (o microscopios) pero debes creer que el 90% de tu ADN es basura, está claro que necesitamos replantearnos muchas "verdades".

En la conversación con el Dr. Sergio Mejía cuestionamos algunas de esas "verdades" de la medicina alopática, referentes a la forma y función de nuestro corazón.

¿Cuántas más ideas tenemos todavía que re-aprender? Probablemente muchas. Y lo hacemos con gran entusiasmo, porque nos apasiona acercarnos a la verdad, porque nos fascina la aventura del conocimiento, porque estamos convencidos que para crear una sociedad más sana, todavía tenemos que desmontar muchas creencias y empezar a ver la vida como realmente es: un milagro que se expresa a cada instante.   (Ana María Oliva)

Hay muchas formas de concebir la vida. Para algunos es algo azaroso, para otros incluso un error, para la mayoría, algo que ni siquiera se cuestionan. Recuerdo la explicación que mi admirada Mae Wan Ho hacía sobre el funcionamiento del cuerpo: es como una Jam Session, una sesión de improvisación en la que los mejores músicos tocan una melodía, siempre la misma pero siempre nueva, improvisando alrededor de las mismas notas, siempre escuchando al otro porque tienen un propósito común.

En nuestro cuerpo, tenemos “músicos” expertos: el corazón, el cerebro, los pulmones, los intestinos, el hígado…. Cada uno sabe perfectamente “tocar su melodía” y a cada instante van haciendo sonar esa sinfonía que llamamos Vida, creando un nuevo presente, escuchando lo que hacen los demás. En realidad, el cuerpo funciona como un todo, pero esa imagen de la Jam Session siempre fue muy inspiradora para mi, por ese matiz de estar siempre escuchando al otro. Si a alguien le gusta improvisar en música con otros, sabrá perfectamente a qué me refiero.

Nuestra medicina alopática se ha dedicado a estudiar esos “instrumentos” desde una mirada absolutamente materialista y aislada. Mide tanto, sus células son así, se contrae tantas veces por minuto… Pero….en la analogía musical, ¿Qué es lo más importante del instrumento musical? ¿La forma, el tamaño, el número de veces por minuto que se presiona la tecla? ¿O el sonido que emite?

SEGUIR LEYENDO

 

 

Los secretos del corazón