martes. 18.06.2024
LOS PLACERES DE LA VIDA SON SENSACIONES QUE HAY QUE PROVOCAR

Los consejos de Luqman a su hijo

* Luqman vivió durante el período del Profeta Dawud (David) y dedicó su vida al aprendizaje. Allah le otorgó gran sabiduría 

* Los consejos que le dio a su hijo, como se menciona en el Corán (31:13-19 ), a menudo son utilizados como lecciones por padres e hijos

 

platter-2009590_640

*Además de advertir a su hijo sobre el grave pecado que supone asociar a Allah otras divinidades, Luqman dio a su hijo otros consejos que han quedado registrados en otros libros:

"Mi querido hijo, cuando comas, trata siempre de comer los mejores alimentos; cuando duermas, duerme en la mejor cama; mientras vivas, participa de los mejores placeres que la vida te ofrece. Dondequiera que vayas, construye una casa y pasar el tiempo felizmente con amigos."

 "Querido padre, respondió su hijo, lo que usted dice no es posible para mí. La mejor comida, la mejor cama y los placeres pertenecen a los ricos, que pueden proveerse de todo y construir casas donde quieran. Pero puede que no tenga riqueza".

 "Ese es el punto", dijo Luqman. "La mayoría de la gente piensa que las cosas buenas de la vida se compran con dinero, pero no entienden que el dinero no puede comprarlo todo. La riqueza conlleva desafíos si no va acompañada de sabiduría. A menudo, los ricos se pasan la vida añadiendo más a su riqueza. ¡Pensando que pueden disfrutarlo aún más! Pero no hay placer en el dinero, sino que el placer está en la sabiduría de la vida y la felicidad está en una mente pacífica y contenta”

 "No les estoy diciendo que compren los alimentos más caros, ni la ropa de cama más suave, ni que construyan una casa con ladrillos de cristal, oro o plata, lo que digo es intentar vivir mejor y más feliz y comprender el significado de la vida. Basta con esperar para comer hasta tener mucha hambre. Entonces el alimento sencillo que comáis será como el manjar más fino,  basta con trabajar un poco más y dormir menos para disfrutar de un buen y reparador descanso, será como si estuvieras durmiendo en la más lujosa de las camas, basta no acostumbrarse al placer continuo, sino trabajar duro y diligentemente y pensar en los demás para hacer los placeres de la vida más dulces y placenteros y amar más la vida, basta ser amado por la gente por bondad y caridad. Entonces, cada lugar será vuestro hogar y la casa de la amistad podrá construirse en cualquier lugar”

Fuente: Islam City

Los consejos de Luqman a su hijo