miércoles. 29.05.2024
ALIANZA MUSULMANA EUROPEA

Promoviendo un Islam “justo” y sin discriminación

*Por una identidad europea y musulmana 

*“La falta de coordinación entre las instituciones musulmanas en Europa dentro de cada país debilita el alcance de nuestras acciones y nuestra voz, aunque sean necesarias para la existencia armoniosa del Islam en nuestras sociedades. Esta carencia produce espacios vacíos en los que todas las formas de extremismo irrumpen y crecen” 

El pasado viernes 19 de abril, la Alianza de Mezquitas, Asociaciones y Líderes Musulmanes de Europa, Ammale, celebró su primer consejo en la Gran Mezquita de París.

Constituida en octubre de 2023, Ammale reúne a personalidades y representantes de instituciones musulmanas de 17 países europeos como “un nuevo organismo que tiene el deseo de unir las voces y los esfuerzos de las instituciones y personalidades musulmanas de toda Europa, defendiendo el verdadero mensaje del Islam, contrario a todas las formas de extremismo y protegiendo la dignidad y la ciudadanía de los musulmanes,” declaraba su presidente Chems-Eddine Hafiz.

“La falta de coordinación entre las instituciones musulmanas en Europa dentro de cada país debilita el alcance de nuestras acciones y nuestra voz, aunque sean necesarias para la existencia armoniosa del Islam en nuestras sociedades. Esta carencia produce espacios vacíos en los que todas las formas de extremismo irrumpen y crecen” afirmó. “Somos absolutamente conscientes del aumento de la incomprensión, la intolerancia y el racismo en todo el continente a través de movimientos políticos y mediáticos que nos negamos a ver crecer.”

Ante este panorama, la promoción de la ciudadanía entre los musulmanes se presenta como una de las grandes prioridades del organismo, que anuncia el próximo lanzamiento de una campaña para promover la participación en las elecciones europeas del 9 de junio. “Los representantes religiosos hablarán para animar a los musulmanes a asumir su responsabilidad (ciudadana) frente a la amenaza de la extrema derecha, que es una amenaza contra el Islam, contra los musulmanes y contra los países europeos”, expuso Farid Hannache, secretario general de Ammale.

En palabras de su presidente, Ammale se presenta también como portavoz de la lucha contra el “extremismo islamista que ha ensangrentado a Europa en varias ocasiones”, tiene como objetivo “defender la dignidad de los musulmanes, garantizar sus derechos y protegerlos contra todas las formas de actos antimusulmanes,” mientras secunda que “en nuestra religión, todo musulmán, dondequiera que esté, debe involucrarse absolutamente en la vida cívica”.

Destaca asimismo su contribución social ya que pretende “participar en la representación de los musulmanes en todos los organismos oficiales de cada país”, “promover el diálogo y la convivencia entre seguidores de todas las religiones y culturas en Europa para una vida mucho más tolerante y más serena,” e incluso “posiblemente acudir a los tribunales cuando se presenten situaciones discriminatorias”.

Paralelamente, como organización principalmente “religiosa” y no “fuerza política”, Ammale abordará cuestiones teológicas, y las decisiones se tomarán “sobre la base de istichara.” Se prevé que deberá entablar colaboración con el Consejo Europeo de Líderes Musulmanes, existente desde 2018, y de donde provienen algunos de sus miembros.

De momento, se encuentran inmersos en consolidar las bases organizativas y presupuestarias de la entidad, siendo la Gran Mezquita de París la responsable de garantizar su buen funcionamiento, en cuyo centro se encuentra su sede.

 

 

Promoviendo un Islam “justo” y sin discriminación